El equipo de Podólogos especialistas en cirugia del pie formado por Rubén Lorca y Luis Miguel Martí ponen en marcha el servicio específico de Cirugía del Pie en el entorno hospitalario de Hospital Clínica Benidorm ayudando a resolver a sus pacientes los problemas más comunes, y más molestos, de los pies.

El equipo profesional de “Cirugía del Pie. Martí y Lorca” se diferencia de otros Podólogos en su especialización en la Cirugía Mínimamente Invasiva del pie que abarca un conjunto de técnicas quirúrgicas que ofrecen grandes resultados con pequeñas incisiones a través de la piel.

Doctores Marti y Lorca en Hospital Clinica Benidorm

Las principales ventajas de la Cirugía Mínimamente Invasiva del Pie que realizan Rubén Lorca y Luis Miguel Martí en Hospital Clínica Benidorm son:

  • El mínimo daño ocasionado en estructuras como piel, músculo, ligamentos y tendones procura una rápida e INDOLORA recuperación.
  • Sólo se utiliza anestesia local, lo que permite al paciente REGRESAR AL DOMICILIO ANDANDO, sin ayuda de muletas ni bastones.
  • Estas técnicas permiten aportar a los pacientes una SOLUCIÓN DEFINITIVA; tanto estética como patológicamente.
Tratamientos

Los problemas más frecuentes que se atienden en el servicio de “Cirugía del Pie, Martí y Lorca” son: 

“Uña encarnada” (Cirugía Ungueal)

La onicocriptosis, comúnmente llamada “Uña Encarnada”, es una afección bastante corriente que consiste en una astilla del borde lateral de la uña que se incrusta en el tejido blando del surco provocando dolor, inflamación y, en ocasiones, infección.

La solución definitiva pasa por una pequeña intervención sin cortes en la piel en la que se elimina la raíz el fragmento de uña que están provocando el daño.

“Clavo” (Helomas Interdigitales)

Los helomas interdigitales, conocidos comúnmente como “clavo”, son un tipo de callo doloroso que aparece en los dedos. Se debe a una prominencia en los huesos de los dedos (falanges) que provoca un roce continuo en la piel, formando estas lesiones dérmicas.

Clavo (Helomas Interdigitales)

La solución definitiva pasa por un pequeño limado de estas prominencias en los huesos afectados mediante una incisión minúscula (1-2mm).

Deformidades de los dedos menores (“Dedos en garra”, “Martillo”, “Mazo”, “Supraducción” o “Infraducción”)

Deformidades de los dedos menores (“Dedos en garra”, “Martillo”, “Mazo”, “Supraducción” o “Infraducción”)

Estas deformidades de los dedos menores ocasionan dolor y callosidades debido al roce y presión producidos con el calzado.

Dedos en garra

La solución definitiva es la cirugía de realineación del dedo afectado, que se hace a través de pequeñas incisiones. Con esta técnica específica se consigue la corrección deseada en el dedo y eliminar el dolor.

 

 

“Juanetes” (Hallux Adductus Valgus)

Los conocidos como “juanetes”, son deformidades en las que se produce una desviación del dedo gordo, acompañadas de una prominencia ósea lateral que suele ser muy dolorosa por el roce del zapato. Esta patología también puede darse en el dedo pequeño denominándose “juanete de sastre”.

Hallux Valgus pre y post

La solución definitiva es una intervención quirúrgica en la que se realiza un limado de la prominencia ósea y la realineación del dedo gordo.

“Metatarsalgia”

La metatarsalgia produce dolor en la planta del pie por la presión que soportan los huesos metatarsianos al apoyar de manera incorrecta el pie contra el suelo, pudiendo provocar durezas y callosidades en la planta.

La solución definitiva pasa por la cirugia del pie en la que se realinea el metatarsiano para que no soporte más presión de la necesaria.

“Espolón Calcáneo” y “Fascitis Plantar”

La “fascia plantar” es un tejido fibroso situado en la planta del pie que sale del calcáneo (hueso del talón) y se despliega hacia delante. Su sobrecarga puede provocar inflamación, la formación de un espolón plantar y dolor en el talón.

La solución definitiva, cuando los tratamientos conservadores fracasan, pasa por una pequeña incisión (2-3mm) en el talón, a través de la cual se realiza una fasciotomía (sección parcial de la fascia) y limado del espolón.

Técnica Cirugía del Pie

Para tratar estas deformidades y patologías del pie se utilizan técnicas de cirugia del pie de mínima incisión (Minimal Invasive Surgery) a través de incisiones que oscilan entre 1 y 4 mm con anestesia local, que permiten al paciente salir caminando de la intervención, presentando un dolor post-operatorio nulo o mínimo, el cual se maneja con analgésicos de primer nivel (paracetamol o ibuprofeno) en las primeras horas.

Por medio de estas incisiones se introduce el instrumental específico para este tipo de cirugía, consistente en fresas y pequeñas limas que permitirán remodelar las superficies óseas y realizar las osteotomías correctoras (sin material de osteosíntesis) necesarias para corregir la deformidad.

Estos gestos quirúrgicos se realizan con el control radiológico del intensificador de imagen, que permite controlar in situ las correcciones que se van realizando.

Las vías de abordaje utilizadas preservan las estructuras basculo nerviosas, estructuras capsulares y ligamentosas de las articulaciones al no producirse una disección de las mismas.

La gran ventaja es no tener la necesidad de utilizar material de osteosíntesis para fijar las osteotomías realizadas. Las propias partes blandas, el vendaje y el calzado postquirúrgico serán los encargados de mantener esta fijación de manera efectiva y segura.

Especialistas

Podología

Luis Miguel Martí Martínez

Rubén Lorca Gutiérrez

Luis Guerra