En la actualidad, el Cáncer de Mama representa casi un 30% de los tumores femeninos y constituye la primera causa de mortalidad en población femenina. Detectar alteraciones genéticas puede contribuir a la detección precoz así como el seguimiento más exhaustivo de las pacientes en tratamiento.

Con este test, en concreto el BRCA+, se analizan genes relacionados con Cáncer de Mama hereditario y genes que incrementan el riesgo de Cáncer de Mama esporádico.

La realización del test está indicado en:

  • Mujeres con antecedentes de familiares directos.
  • Mujeres con antecedentes personales.
  • Pacientes que desean realizar estudios sobre su riesgo o susceptibilidad a desarrollarlo.

Con ayuda de los resultados, se ajusta el seguimiento médico de forma totalmente personalizada.