Si Benidorm destaca por su excelente climatología, infraestructura turística y sus playas, iguales características poseen sus alrededores, las bellas y pintorescas localidades de la Marina Alta y la Marina Baixa, comarca en la que se encuentra Benidorm.

En la Marina Baixa, también destacan las localidades del litoral: La Vila Joiosa, con sus bellas casas de fachadas policromadas y su excelente oferta gastronómica basada en la actividad de la pesca y la industria del chocolate; Altea y su hermoso casco Antiguo; sin olvidar las poblaciones de mar adentro, como Alfaz del Pi, el valle de Guadalest, La Nucía, Polop y Callosa d’ en Sarrià, rodeadas de frondosas montañas, fuentes y cascadas como las del río Algar.

CalpeYa en la Marina Alta, debemos destacar Calpe y la imponente mole rocosa del peñón de Ifach, símbolo de la Costa Blanca; Moraira, poseedora de bellísimos paisajes naturales y por fin Denia, ciudad de gran empaque y riqueza arqueológica. Entre el mar y la montaña se dividen Benissa, con su gran iglesia conocida como la “Catedral de la Marina”, y Xàbia, cuyo casco antiguo posee un enorme valor artístico.